sábado, 25 de febrero de 2017

4


Te amo,
qué dos palabras,
que dos balazos de seda a tu rostro crujiente
mientras vacilan las charnelas de las puertas,
te amo y no importa que sea febrero,
te amo y qué escarabajo en tus ojos,
te amo y qué aceite de cremalleras.